11 de abril de 2007

A vosotros,...mis amigos







A mis amigos, que no dejáis que sucumba:

Gracias por no juzgar. Gracias por escuchar sin opinar. Gracias por hacerme saber que siempre estaréis ahí si os necesito. Gracias por hacerme saber que, aunque hago cosas que no comprendéis, me estáis esperando, al otro lado del puente que ahora mismo nos separa.

La dulce luna




8 comentarios:

Cayetana dijo...

¡¡¡¡Bien, Ya te tenemos de nuevo entre nosotros!!!. De verdad, dulce luna, no sabes cuántos sufrimientos nos has hecho pasar. Yo, como ya te habrás enterado, he metido la pata un poco, pero es que....me puede, ¡te lo juro!. Estoy muy contenta de ver que empiezas con fuerzas renovadas. ¡Ánimo!, las cosas van pasando, lo importante es que te apoyes en tus amigos y yo me considero una de ellos; así que, ya lo sabes, para lo que haga falta.
Besos, ¡qué contenta estoy! :), :), :)

Manuel dijo...

Cuando he entrado en el blog, simplemente por entrar, y he leído nuevas palabras, me he emocionado. ¡Sí!, porque eso significa que has vuelto. ¿Cómo te encuentras, mi dulce luna?. Yo sé de ti gracias a tu amigo Bruno. Me he quedado tan "knoqueado" que sólo se me ocurre, dejarte este poema
Quisiera ser tan alta como la luna
para asomarme al mundo entero.
Quisiera ser tan blanca como la luna
para hacerme invisible entre tus dedos.
Quisiera ser tan redonda como la luna
para rodar y rodar por el cielo.
Quisiera ser tan bonita como la luna
para reflejarme en un espejo.
Quisiera ser tan brillante como la luna
para alumbrar en tus sueños.
Quisiera ser tan valiente como la luna
para no tener nunca miedo.
Quisiera ser tan amable como la luna
para que me den muchos caramelos.
Quisiera ser tan juguetona como la luna
para correr y saltar por todo el universo.
Quisiera ser tan grande como la luna
para jugar con niñas y niños del mundo entero.
Quisiera ser tan poeta como la luna
para escribirte a tí muchos versos.

Besos enormes
Manuel Calleja Díez

el zorro dijo...

¡Esto sí que es una sorpresa agradable!. Bienvenida, dulce luna. Aquí estábamos todos los pobres y huérfanos terrícolas esperándote. ¿Cómo estás?. Aquí estoy para lo que quieras.
Estoy muy, muy contento.
Gracias por darme esta alegría.
Besos y más besos

Joss dijo...

Quizás con menos derecho que nadie a estar aquí; por mi silencio, por
mi ceguera, por mi falta de juicio, por mi desconocimiento de
ti..., pero aunque no lo creas, también estoy del otro lado del
puente.

Ferípula dijo...

Dulce Luna... dulce.
Qué bueno volver a verte...Desde la luna llena anterior, que tanto celebramos, recuerdo tu alegría y cuando la miro piensando en vos.
Te habrá traído mi pensamiento?

Veo que lloraste... Bueno, el puente es pequeñio. Y acá está mi abrazo, hasta que te sientas mejor....

Gracias por tus maravillosas palabras en casa.
Te espero prontito!
Muaaaa

Anónimo dijo...

Por fín, todos los días mirandote hacia el cielo y veía que no te movías, dulce luna.
!Qué alegría ver que sigues escribiendo!, nos has acostumbrado mal y ahora no podemos dejar ni un día de mirarte.
!Cuánto tiempo hace que no te digo que te quiero!TE QUIERO, TE QUIERO, TE QUIERO.
-SUPERNENA-

A. de Palacios dijo...

¡MI DULCE LUNA!, aquí de nuevo, conmigo, con todos los que te seguimos. Aunque he hablado contigo, quiero que sepas que estoy feliz de leer tus palabras, de percibir tus pensamientos, de sentir tus sentimientos, de querer tus quereres, de... poder decirte, aquí y ahora, que te quiero y gracias!

La Dulce Luna dijo...

A mi supernena, no la puedo contestat en su blog, pero no importa. Lo hago aquí. Si preciosa, aquí estoy de nuevo y...quien acostrumbras mal eres tú....con tus TE QUIEROS, con tu cariño, con tu alegría, con tu perfección, con tu delicadeza, con tu escritura medieval, con tus comidas ricas....uuuffff!!!!...la verdad es que creas adiccción
Besitos de dulce de estrellas...que es muuuuy especial