17 de abril de 2007

...de un poema...a esas noches mías


Hay un poema de una escritora, creo que cubana, que comienza así "Mi casa es un gran barco que resguarda la noche"...y...ahora sigo yo....Vivo en la línea del horizonte, el lugar en el que la oscuridad lo difumina todo. Mis amigas las estrellas pasan por encima de mi cabeza, como peces voladores y, yo las saludo desde mi ventana viendo los paisajes que dejamos atrás.

A veces no consigo divisar casas vecinas y me siento sola en el océano del tiempo. Son noches...innavegables, noches solitarias, noches frías, de tormenta en las que, ni siquiera, mi dulce luna asoma entre sus amigas las nubes. La tempestad mueve los cimientos y por mucho que me empeñe en cerrar puertas y ventanas, a la mañana siguiente todo aparece lleno de agua salada.

El agua, como las lágrimas, no siempre gotea de los naufragios. También hay noches, noches traviesas, que juegan salpicando los cristales insistentemente y su canción infantil consigue sujetar mis párpados hasta la madrugada.

Otras noches más silenciosas reciben mis días con su olor a algas sobre la orilla. Tratan de enredarse, como amantes, como raíces, trayendo recuerdos de las profundidades.

Sin embargo, las noches más extrañas, quizá también las mejores, son aquellas despistadas en las que los barcos y las casas van vagando a la deriva y aparecen en cualquier otro lugar por la mañana.

25 comentarios:

bruno dijo...

Mi dulce luna, ¿te acuerdas de una conversación que tuvimos Laura, col, oráculo (el cultivado, como tú le llamas), ratón y yo sobre lo que era para nosotros la poesía? Cada uno dijimos una y tú dijiste: La poesía es como el amor, no se puede definir.
Es verdad, no se puede definir pero cuando he leído este texto, me ha impresionado tanto que se me ha ocurrido una definición para poesía. Sí, la poesía es magia, es tu forma de hablar, de expresarte...de sentir. Eso es lo que nos transmites a todos los que te queremos y, por eso, cuando tú faltas nos encontramos tan mal, sin el candor de tu vida.
Bueno, dulce luna, con el sosiego que han dejado tus palabras en mi corazón, puedo enfrentarme al largo día que me espera.
Besos, besos

el zorro dijo...

Esas noches, dulce luna, ¡cómo son!. Algunas veces, la noche nos envuelve y nos saca los recuerdos que tenemos pegados al alma, otras veces nos atormenta y nos desasosiega, otras veces nos recuerda la soledad, esa soledad que te hace caer en el abismo de la nada y, otras veces, nos embeleca, nos encandila, nos enamora, nos engatusa, nos mima, coquetea con nosotros, nos canturrea canciones de nuestra niñez, nos musita palabras que sólo cada uno de nosotros sabemos su significado y, cuando ya estamos agotados de tantos sentimientos...nos adormece en sus cálidos brazos.

¿Te das cuenta dulce luna lo necesaria que es tu presencia? Sigue acompañándonos y sacando cosas de nuestros corazones. Después de esta terapia, comienzo el día con serenidad

Besos diurnos pero con la calidez de los nocturnos

Cayetana dijo...

Esta dulce luna...me va a matar de gusto...pero, ¿cómo puedes escribir tan bien? hija, es que yo ahora quería decirte cosas poéticas y tal y...como que me quedo en blanco.
Oye, yo lo intento:
Hablas de noches, para mí la noche es mágica, todo es más intenso, porque en la noche las personas vivimos con los poros de nuestra piel abiertos, deseosos de que entren en nuestros cuerpo cualquier tipo de sensaciones. Cuando la sensación es de dolor...¡qué dolor más intenso, más horrible!; cuando es de amistad...¡pufff, te sientes en las nubes!; cuando es de alegría, es...tanta que te da la sensación estar en tu dulce luna y, cuando es de soledad...¡qué soledad!, te lapida el alma.
Y cada uno de nosotros, hemos tenido todas estas tipos de noches. Pero, como ahora es de día y tengo que trabajar te dejo, a lo mejor te veo de noche.

Besos matinales con la esperanza de dejarte besos noctívagos

PD: Antes de despedirme. Hace mucho que no le digo nada a lirón careto. ¡Hombre!, deja algún comentario....¡pero guay!, para que sepa cómo escribes. ¡Ja,ja,ja,ja!, me encanta decirte estas cosas

César Torres Gil dijo...

Buenos días dulce luna, te extrañará verme por aquí. Pero, así soy yo, imprebisible. Todos los días entro en tu blog desde que supe de su existencia a través de nuestro amigo Bruno y, desde tu larga ausencia no había escrito nada. Pero hoy, tu texto me ha conmovido. Sí querida, las noches son tremendas. Cuando estás bien, ¡estás tan bien!; pero cuando estás mal, ¡te mueres!. Yo, nunca te cuento nada de mí cuando hablamos, pero me hubiera gustado hacerlo porque tu forma de ser me hubiera ayudado a sufrir menos. La verdad, que cuando en mi servicio se hablaba de ti, yo siempre decían que exageraban; pero, después de conocerte, ver por la situación que estás pasando, con la entereza que la llevas y lo buena persona que eres, ahora soy un ferviente admirador tuyo. Como verás soy un cobarde, utilizo este medio para decirte estas cosas, pero soy así y qué le voy a hacer. Sé que cuando leas estas palabras me llamarás y yo, te lo prometo, te contaré.
Bueno me despido, pero más lijero y más contento
Un abrazo, dulce luna. Te espero

José Luis dijo...

Mira mi dulce luna, ahora me ha salido también poeta. Si es que lo tiene todo y, lo mejor, es que siempre fuerte, con la cabeza alta aunque haya un viento recio y frío, aunque el vendabal te hiele el corazón. Es que eres como una roca, que la erosión no hace mella en ella y, además, sirves de apoyo a los viajeros que pasan a tu lado. Así eres, mi pequeña y dulce luna. Col siempre lo dice; bueno y yo el resto de los enanitos y Bruno Y Silvia hasta el Picatoste. ¡Qué nos haces falta!, así que no decaigas, tú así siempre adelante y, si no puedes, aquí estamos para lo que haga falta

Todavía no he vuelto, te he llamado y no contestas. Así que luego lo intentaré.

Unos besazos de esos que te mereces por ser tan guapa
Ratón

indra dijo...

Noches de bohemia, noches de ilusión, noches de calma, noches de amor, noches estrelladas, noches de luna llena...eso es lo que yo, mi dulce luna te deseo. Porque quiero que sigas deleitándonos con tus textos y sigas acompañándonos.

Besos alados, porque quiero que te lleguen lo antes posible.

rafael pq dijo...

Respondiendo a tu invitación, aqui me tienes. Te diré que hay dos frases que me han gustado, y la primera es "el agua no siempre gotea de los naufragios", la cual me parece de una particular belleza.
La segunda es la que da cierre al post, en concreto las dos lineas últimas, que me han dejado algo suspenso, gratamente suspenso.
Por lo demas, mandarte mis saludos, aunque esta vez me gustaria tenderte mi mano para estrecharla.
Buenos meses y años, Dulce Luna.

la sonrisa dijo...

Dulce luna, es tarde pero no quería irme sin decirte que tengas la noche que te de tranquilidad y paz. Yo, por miparte, me voy a dormir con la tranquilidad de tenerte conmigo, con nosotros

Besos dulces

almena dijo...

Siempre hay un faro a lo lejos, que emite sus destellos orientando a las barquichuelas que se desorientan en la noche...
:)

besos!

Manuel dijo...

Mi dulce luna, esas noches en vela, sólo con mi alma y mi teclado, noches de pensamientos negros....¡no las quiero!. Quiero noches de amistad, noches de traquilidad, noches traviesas...de esas que no sabes donde vas a terminar.

Me encanta, tenerte aquí y poderte poner unas palabras antes de acostarme.

Feliz noche, procura no deslumbrarme mucho con tu luminosidad.

Manuel Calleja Díez

Cajita de música dijo...

sólo buenas noches y buenos sueños.

Besos dulce luna. Me alegro tenerte conmigo

Te quiero

Silvia

A. de Palacios dijo...

Un día más nos dejas palabras hermosas y evocdoras en las hojas en blanco de tu diario. Hoy, gracias a ti, termina el día mejor que empezó, porque ha sido un día aciago. Ya me ha dicho María que has hablado con su marido, ¿te ha afectado mucho la noticia?. A mí me ha dejado fatal. Menos mal que encuentro tus palabras poéticas a estas horas.

Un beso fuerte, que espero que llegue a tu corazón

Daniellha dijo...

Dulce luna...gracias por tu visita, me ha permitido conocer tu blog, a través de tus dulces palabras evocar la noche y el silencio, sentir el olor de las algas y el sabor de las lágrimas.
Un beso.

Gonzalo dijo...

Mi dulce luna, esas noches en blanco pueden ser muy peligrosas si uno se siente solo. Por eso, mi teléfono siempre está abierto para ti.

Besitos, mi luna perferida

Chacal

Siegelin Martinez dijo...

Mi dulce luna, es verdad hay noches en las que el aire que nos rodea es tan, abandonado y solitario, que hiela la esperanza. El silencio que nos envuelve, nos dice que no va a volver nuestra felicidad, que...puedes esperar varias eternidades pare ello. Es, en estos momentos de soledad, cuando intento crecerme para burlarme de lo imposible y cambio algunas líneas de mi destino, y eso me consuela. Poco a poco, casi sin darme cuenta, empiezo a moldear una lágrima como hacía antaño, como si tuviera un alma de artista que no se resigna al retiro y...a partir de aquí, me envuelve el sueño.

Pruébalo amiga mía. Besos nocturnos, aunque sea de día, porque son más intensos

Poeta de la Luna dijo...

....La luna no quiso caminar con el sol y escogió entonces la noche para sus correrías, dejando el día para el sol. Pronto la luna se aburrío de caminar sola y sin compañía. Se acordó de una buena amiga, una campesina, con la que siempre se reunía en la tierra. Y una noche le llamó y le dijo:

"Oye, querida amiga, sabes que el firmamento es como la tierra un gran terreno de sembradió. Echa los frijoles que guardas en tu casa como semillas al cielo y vas a ver como crecerán."

Y la buena amiga echó los frijoles que tenía en todas direcciones. Pero, ¡qué sorpresa! Antes de nacer y echar raíces, los frijoles se encendieron en la primera noche en el firmamento y continuaron encendiéndose en las demás noches por todos los tiempos. Los frijoles se habían transformado en estrellas que acompañan desde entonces a la luna en su recorrido por el cielo.

(Anónimo)

Yo, como poeta tuyo que soy, estoy muy pendiente de ti. Aunque nunca te escribo nada, pero estás en los pensamientos diarios que tengo. ¡Dulce regreso!, estoy muy contento de que estés con nostros, de nuevo.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Hola dulce lunita, te he visto y pareces muy cansada. Estoy muy orgulloso de ti porque estás luchando y, siempre, con tus ojos verdes, tu semblante sereno y tu sonrisa en la boca. Sabes que eres muy necesario en estos lares, pero tú te tienes que dejar cuidar y abrir tu alma. ¿Te acuerdas que el otro día has escrito sobre este tema?.
Hoy, una vez más me ha gustado lo que has escrito. Es verdad que las noches tienes muchas caras y que pueden ser solitarias, intranquilas, tristes, duras; pero, también pueden ser sublimes, traviesas, divertidas. Así que, a partir de ahora vamos a luchar por las segundas y, si alguna noche es innavegable (como tú las llamas), para eso estamos todos los que te queremos, que somos unos cuantos.

Un beso muy grande para que esta noche sea de descanso para ti.

Copito de Nieve

Anónimo dijo...

...mi dulce luna, las mejores noches, ¡las de parranda!.

Hoy, te he visto especialmente guapa, con esos ojos verdes que a veces se te ponen; pero, te he notado preocupada ¿me lo vas a contar?

Besos de Quijote para Dulcinea

Rosa dijo...

Hola Dulce Luna pase a darte las gracias por tu visita, regresa cuando quieras que yo vendre por aqui Saludos

Anónimo dijo...

Hola dulce luna, un día más con nosotros dándonos alegría, fuerza y ánimo. He visto que te han escrito cosas muy hermosas. Yo como siempre te digo, eres grande, profunda, interesante, misteriosa, inesperada...como es la noche de la que hoy hablas.

Besos de esos que se te pegana la mejilla

El oráculo

Ferípula dijo...

Hola Lunita...no navegmos todos en este océano del tiempo..? O es atemporal?

Muchas veces el propio barco..es nuestra casa...
Buen descanso...falta poquito para la Luna Llena...
Besos!

locaporlaluna dijo...

Vaya cómplice de la noche, qué sería de los insomnes sin el plata de su mirada...
Luego de un paseo formidable por tu blog, te dejo un abrazo redondo, como la mejor sonrisa de la gorda.

Joss dijo...

Bellas noches que se dan como un baile de estrellas que forman la corona de una esfera brillante,
más la música se acaba en algún momento inevitable, sin embargo,
así como el barco sale de la tormenta para llegar a tiempo
favorable, también termina el momento de la sombra y la esfera
continuará brillando.

DTB

Anónimo dijo...

¡Ay! esa lunita que nos ilumina cada día y nos hace reir y nos da fuerza y y nos da templanza. ¿Qué haríamos sin ti en el trabajo?. Hace unos días que no venía a tu rincón y me encuentro con unas palabras que me han estremecido, poque te conozco y sé cómo estás.
Sí es verdad, lunita mía que esas noches frías en la que te cerca tu propia sombra y hacen que hagas inventario de olvidos, son horribles. Yo prefiero esas noches que a ti te gusta llamar jaraneras,de farra,de francachela y algazara. Pero si no pueden ser estas últimas, para eso estamos todo el equipo juntos, de eso se trata de amistad.
Ahora mismo estoy con col y me ha dicho que te quiere y que, en cuanto pueda teclear, te pondrá unas palabras.

Aquí nos quedamos...esperándote.

Besos

Gato Montés

Jesús dijo...

Chafardeando por tu blog vine a caer en esta entrada y aquí encontré la respuesta a otra posterior, ya ves lo que es entrar en distinto oreden con el que fueron escritas. Aquí encontré las respuesta a la pregunta de qué es poesía. Esto lo es y si quieres escucharlo dime donde te lo envío porque te lo he grabado sin tu permiso pero espero contar con el antes de desgrabarlo. Me encantó y espeo que también a tí te guste.
Saludos