17 de noviembre de 2007

El olor de mis recuerdos


Mi dulce luna, en la soledad de la noche me siento y te miro. Hoy te noto más cerca...ya sabes por qué. Es sorprendente lo evocador que resultan los olores....¡cómo nos traen recuerdos entrañables!,... lugares de nuestra niñez, vivencias olvidadas en el tiempo. Olores evocadores de cualquier época y lugar que parecen mejores y en los que nos gustaría desaparecer.Hay veces que voy por la calle y un determinado olor me rememora algún lugar olvidado hace tiempo....y, digo...huele a Abia...como si, mi pueblo, poseyera en exclusiva un olor determinado. Pero para mí es así, es lo que las vivencias marcan a fuego en mi memoria. Hay olores que me devuelven a mi niñez, olores que...me hacen que mis ojos se tornen soñadores y...rían al recordar momentos inolvidables. Es curioso pero...este sentido del olfato tiene tanta fuerza evocadora, que aparece en el límite de mi conciencia,... en los arrabales de mi mente, para hacerme revivir situaciones...instantes remotos que me estaban abandonando. Mis primeras revelaciones, inherentes a mi propia cultura, están enraizadas a esa tierra bermeja de Cuenca...cuya desnudez desangelada y frágil, estalla y reverbera en mi mente. Si tuviera que definir los aromas de mi tierra me viene una palabra...sensualidad: veranos cálidos en los que...la tierra se sonreía y nos daba su cosecha con el plácido orgullo de quien se siente madre, otoños... rojos de vid con pámpanos reventones, primaveras dulces....cuyas auroras....descongelaban los sueños y producían en nosotros....sensaciones profundas,... agridulces espasmos,...pleamares de vida, inviernos...en los que la lumbre exprimía la fuerza de la leña vieja y seca y, ¡cómo no!,...ese olor a pan fermentando en la artesa de mi abuela que, cuando llegaba a la panza del horno, mostraba su estallido de tímidos olores a...agua del Saz, a trigo movido por vientos bonancibles, a...harina que busca el fuego, a...tierra iluminada por la cosecha.




Pero, ...idulce luna!, desde ahora te digo que me condenaría por... una cesta de guindas recién cogida, por... un trozo de hogaza con miel recién catada, por...el potaje en esa olla de barro que parecía una diosa desnuda en brazos del fuego, por... esas magdalenas mojadas en leche, por... un ramillete de menta cuya frescura me trae recuerdos del huerto de mi abuela, por... unos cuantos higos cuya dulcedumbre se sentía en la nariz y penetraba como una lenta lluvia inesperada, por... una de esas noches en las que tú bajabas desde tu trono celestial a mi vera con los dones más puros, con tu blanca apariencia de paloma olvidada y juntas disfrutábamos del perfume de la menta enfebrecida por la noche o... de esas lilas que intentaban conquistarte....En fin, estas añoranzas olfativas son tan grandes que me mueven a un sentimiento único, mezcla de regocijo y seguridad, me devuelven.... vivencias que nunca volverán. Nunca volverán...porque nunca se han ido. Son esos sensaciones impalpables, esos... etéreos recuerdos que colman mi rutina abandonados en un recodo de mi memoria; hasta que,... despabilan a gritos mi naturaleza,... los que me hacen como soy. Siempre están conmigo,... con esa nostalgia que arrastra el tiempo, pues ....soy mis recuerdos.



Como siempre....música. Esta vez de Rosana: Lunas rotas


50 comentarios:

colmelero dijo...

Mi dulce hija, eres mujer espiritual y tus recuerdos son como agua que dicurre alegremente por tu corazón. Saboreas y vives tan intensamente la vida, que eso no te permite caerte.No importa si tienes problemas, porque tienes mil cosas más por las que seguir luchando si algo te falla.Dicen que la vida es un sueño y que lo que nos mata es despertar; pero, lo que no se dice es que mi dulce luna, lleva sus sueños a su vida y, poco a poco, los va haciendo reales.
Princesa, cuando partes de esta habitación en la que estoy pasando estos días que me restan de vida, tu partida huele a melancolía; en cambio, tu presencia huele a hierba recién cortada, tus risas huelen a fresas y tus lágrimas a temblor submarino, tu cariño huele a miel, dulce y curativa y, tus cuidados hija mía, huelen a bálsamo.
Como siempre, te quiero mi princesa

bruno dijo...

Mi dulce luna, tengo muchos olores que me recuerdan mi niñez. No sé si mi cabeza será muy selectiva pero los instantes rememorados por un determinado aroma, son felices. Pero, me gustaría decirte que jamás me olvideré de tu esencia allá donde me encuentre. Esa esencia que transmite olor a estrellas fugaces, a madre protectora, a libertad, a aire puro, a ceniza cuando sufres, a rosas embriagadas de pasión, a chocolatinas con feliz destino, a enredadera silenciosa cuando mimas a nuestro coro, a infancia cuando ríes, a sueños cuando miras al frente y a ¡luna! como mujer honesta que eres.

Igual que coro, yo también te quiero

doble visión dijo...

HAs escrito de una manera muy bella acerca de los aromas...Estoy seguro que dentro de un tiempo te sorprenderá volver a leer este texto...tendrás la sensación de que ha sido escrito por otro...pero te traerá nuevamente a este momento.

saludos
marcelo

Rosa dijo...

olores y sabores que nos hacen sentir niños otra vez, que llegan de repente a nuestro cerebro cuando menos lo esperamos. Un abrazo

Poeta de la Luna dijo...

Dulce luna, nuevas palabras llenas de aromas, de olores de tu tierra, de tu niñez. Son palabras que te definen porque están repletas de sensibilidad y de amor por cosas sencillas.

Hace mucho que te sigo y veo que eres una mujer sencilla, amiga de sus amigos y con unos sentimientos a flor de piel. Por eso, cuando huela a jazmín, me recordará tu persona, porque su aroma es floral, cálido y que embriaga el alma.

Besos

Azul dijo...

Los olores nos llenan de calma, de calidez...como tus palabras.

Bikos mil.

Spirit of dreams dijo...

Dulce luna, me encanta oler las cosas, tengo, además, un olfato bastante desarrollado... Pero con el costipado que he pillado... no huelo nasti de nasti por desgracia....
Tu rincón y tus palabras, siguen siendo tan bellas como siempre, dulces y además, que transmiten una calma bastante buena...
Me gusta tu rincón;)
Cuídate, besos y un big abra:
Spirit of dreams;) (f)

Sonrisa de luna dijo...

yo me quedo flipa contigo de veras, es que hay tanto amor en tus palabras que me dejas sin habla te lo juro, es que me encanta leerte y no me canso nunca

besitos cielo y que tengas un estupendo dia, muack

POTRO dijo...

QUE BONITO, ME PUSISTES A MI TAMBIEN A OLER RECUERDOS.

♦♦♦sol♦de♦soles♦♦♦ dijo...

Tú hueles a amor---Amor del bueno...
TE QUIEROOOOOOOOOOO.
BESOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOS.
Te invito un tequila, que huele a mi tierra y a fiesta.

Jesús dijo...

En este relato, impecablemente trazado por tu ágil pluma, no sólo consigues unos dibujos olfativos, sino que como en un ejercicio circense logras algo más difícil todavía: que esos retratos olfativos emerjan también de la memoria de los que te leemos.
Así han acudido a la mí aromas que estaban como larvados en mi subconsciente desde la época lejana de mi infancia:
el olor a un guiso de pichones, hecho lenta y parsimoniosamente en puchero de barro y sobre el fuego directo por una tía de mi madre, cuya paciencia era infinita y que conseguía unos sabores tan sublimes que tampoco he podido olvidar.
El olor tibio y acogedor de su cama en la que yo me acurrucaba cuando era un niño mimoso.
Gracias por hacernos sentir olores de una vida.

Trini dijo...

Es cierto Dulce luna, nada como los olores para despertar en nosotros el recuerdo de, una tarde, un paisaje, una escena, un beso...

Besos

José Luis dijo...

Mi dulce luna, los olores son cuentas de cristal que nos llevan a nuestros recuerdos,son esas miguitas de pan que echaban Hansel y Grete en el camino para regresar a sus orígenes. Como siempre, mi querida lunita, remueves nuestros corazones y, a los que tenemos la suerte, de poder compartir contigo parte de tu vida nos haces revivir los momentos más felices. Me acuerdo de aquel día que tú, gato montés y yo nos comimos una perola de judiones en Meyrueis y que ellos llamaban, casserole o, ese otro día en casa de nuestro coro, que tú y Esperanza, preparastéis aquellas migas ruleras y que, por la noche terminamos de rematar con una queimada, a la luz de la luna, en el jardín, cantando y pidiendo favores al de arriba. No tendría memoria el ordenador para guardar todos los recuerdos en los que tú estás presente y nos has hecho disfrutar junto a nuestro coro. Te puedo decir, mi dulce luna, que he sido tan feliz desde que te conozco, que has sacado tantos sentimientos de esta tosca alma, que nunca te los podré agradecer lo suficiente.
Te quiero

Luni dijo...

Pero no me pidas que te de la luna... que bonito video por dios!!! Me has puesto los pelos de punta...

Un besazo con un abracito.
Muám

xnem dijo...

saludos dulce dulce.
Estamos sin luna ¿usted también lo nota?

Pasé a calentarme un poquito en ese bello horno y a ver si salía una pizza!

Darilea dijo...

Dulce Luna, estoy terminando algo que me hizo sonreir al leerte, hablo de olores, los olores del otoño, el placer de sentirlos y mezclarte con ellos.
En cuanto lo tenga terminado te lo haré llegar de la mano de Jesús.
Un beso.

muxica dijo...

El olfato es el sentido con más memoria, por el te puedes trasladar como por la maquina del tiempo.
Precioso post. Un beso amigo.

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Dulce Lunita...
cuántas imágenes en tu memoria... Imágenes olfativas...Sabés cuánto te entiendo???? A ni me sucede...el diciembre, cuando florece cierto arbusto y me lleva al pasado,
a un amor que despedí en un puerto, el de Buenos Aiores, presencias de aquella Navidad...donde el invitado, sabía, sólo estaba de paso y yo...albergando su soledad pasajera...
Si, perfumes...la mejor memoria...

Y de mi abuela, tanto! Esa piel blanca y suave, aquel abrigo en el que me escondía...
Tanto, Lunita! Te podría hablar por horas... :)

Escucho a Rosana mientras te escribo...qué dulce canta!
Te abrazo, te dejo un ramito de menta para que coloques bajo tu almohada y un paisaje atardecido, lluvioso y caluroso de esta ciudad que, quién sabe...Lunita, algún día te reciba...
=============

Besos a tu hijito!!!
Sabés? Vos sos muuuuuuuy inteligente.
Te quiero! Muá!

:)

** MARÍA ** dijo...

La de veces que he tenido esas sensaciones de olores pasados que nunca se fueron, que siempre han estado ahí. Haciendo que el olfato recuerde con cariño cada momento vivido.

Eres tan dulce y tierna en este texto como en todos los que escribes.

Besos tiernos y dulces para ti,


** MARÍA **

Cayetana dijo...

Dulce lunita, es que de verdad me hundes, porque yo intento llegar a tu altura en todos los sentidos ¿eh? y que,¡oye!, cada vez me pones el listón más alto. Desde que te conozco intento ser más exquisita con mis palabras, más sentimental con mis actos; pero no puedo, me sale la vena arrabalera y ya le he fastidiado. Por eso, cuando leo tus escritos, mis ojos se emocionan y mi corazón derrama dulzura. Debes ser una mujer maravillosa y yo soy muy afortunada de haberte encontrado.
Miles de besos

Miguel dijo...

Dulce luna, amiga de sentimientos arraigados y certezas profundas. Hablas de olores y los que te conocemos hablamos, gracias a ti, de sentimientos. Tu presencia en nuestras vidas es como uno de esos cometas que atraviesa la noche y se instala en el mismo corazón de la tierra, a la que da vida y fuerza. Entraste en nuestras vidas vareando olivares y, ahora, gracias a ti, es de todos el perfume y la fruta, el mañana y el hoy, el solar y el aljibe. Tus manos huelen a esa tierra que da vida,¡sí, vida a nuestro coro cada vez que le cuidas!. Tus palabras huelen a sabores marinos porque aderezan nuestros sueños con su nítida espuma. Tus sentimientos huelen a naranjos en flor, son fuertes, impregnan y dan vida.

Te quiero

Xiluso dijo...

Los olores, es lo último que nos deja de una persona que nos abandona.

HAce tiempo perdi a alguién muy querido y me recuerdo abrazado a su ropa con su olor, recordando cuando estaba conmigo, ese olor poco a poco se fue yendo, como otros recuerdos, la memória es cruel por que tiende a difuminar los recuerdos que no quieres olvidar.

Cajita de música dijo...

Dulce lunita, semana complicada pero llena de olores; como esos que compartimos por la mañana a café y suizos, o a esos otros que huelen a caoba y tabaco fuerte de pipa que traen problemas y auguran momentos difíciles; pero, los que a mí me gustan, son esos olores a higuera y a naranja cuando vienes de casa de nuestro coro porque exhalas esencias de autenticidad, de ternura infinita, de alegría desbordante, ¡ese sí que es tu aroma!, está impregnado en tu piel.
Te quiero

Madeleine de Cubas dijo...

Hola Dulce Luna: Quiero hacer sólo un test a ver si logro dejarte el comentario a tu magnífico post. Besitos.

Madeleine de Cubas dijo...

Ah!!!! Por fin, lo logré!!! Bueno, amiguita, es que han sido tantas las veces que te he leído y no he podido comentarte, que ya empezaba a frustrarme.
Los olores son uno de los medios de transporte más eficaces a épocas felices vividas. Para mí, son de gran importancia. En mi ciudad natal, Cali, habían árboles de una flor que se llama camia. Cuando la brisa los mecía en las tardes, la ciudad se llenaba del olor dulzón, exquisito de sus flores. Era como estar en el paraíso. Has hecho un magnífico post a base de olores, y nos has trasladado a tus tierras, con las vivencias que describes, salidas de tu incomparable pluma. Besitos.

Siegelin Martinez dijo...

Dulce luna, tu casa es unsitio placentero para venir a disfrutar de los aromas que nos transmites. Son esencias tan puras y tan auténticas que nuestros corazones, cuando te leemos, se quedan impregandas de ellas.
No dejes de deleitarnos con tus palabras, con tus experiencias, con tus sentimientos y, a los amigos personales de nuestra dulce luna, seguid escribiendo porque, entre todos, hacéis que nos sintamos acompañados en los momentos de soledad.
Gracias y besos

almena dijo...

mmm sí
Tus palabras han conseguido traer a mi recuerdo parecidos aromas a los que describes. Son vívidos, casi puedo olerlos de nuevo al leerte.
:)

Un beso!

SUPERNENA dijo...

Los aromas del recuerdo...no tengo, y me duele decirlo, pero es verdad.

Pierdo la memoria con bastante facilidad cuando miro hacia atr�s. Ser� porque hace tiempo enterr� mi pasado y vivo de mi presente, de todas las personas y situaciones que rodean actualmente mi vida.

Me llena de orgullo oirte contar tus vivencias tan aut�nticas. Te admiro por tu gran sensibilidad y gran coraz�n. Y me satisface gritar a todo el mundo que eres mi hermana.

TQM.

El hidalgo caballero D. Quijote de la mancha dijo...

Dulcinea tus olores son dulces, son de mieles, son de aguas claras que manan de fuentes puras. No pueden ser de otra forma. Desde que vengo a ésta, que es tu casa,casa, estas noches de soledad soy más feliz, ya no huelo a vacío, sino a ternura, a compañía, a consuelo, a esa cosa que tus amigos y tú llamáis hermandad, ¡cuánta compañía hace!. Tu compañía es un bálsamo.

Gracias Dulcinea por todo, te quiero muchísimo

Señor de la noche dijo...

Dulce luna, se me entibia el corazón cuando recuerdo el chocolate de las mañanas de los domingos, de los bizcochos de naranja de mi abuela, de leña recién cortada, de tantos olores.
Una vez más llegas a mis más profundos sentimientos y no tengo palabras para expresarte mi agradecimientos. Este rincón, que es tu casa, es cálido, cordial, lleno de sentimientos, donde se crea un ambiente de participación bárbaros. Espero que sigas abriéndonos tus puertas.

Un abrazo

TOROSALVAJE dijo...

Los olores y la nostalgia, todos hemos padecido esas evocaciones que nos transportan a un tiempo más feliz, ausente de responsabilidades, y donde todo era más sencillo y alegre.

Te entiendo.

Besos.

** MARÍA ** dijo...

Paso de nuevo por tu blog y aprovecho para desearte una feliz y tranquila semana.

Besos tiernos y dulces, amiga.


** MARÍA **

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

siempre es dulce la luna...

César Torres Gil dijo...

Mi dulce luna, con tus palabras me remontas a la niñez en mi tierra, donde con la llegada del otono se olía a castañas asadas que nos las tomábamos oyendo los cuentos de los mayores, o a ese licor de madroño que hacían mi abuela y mi madre, a ese olor a pino cuando le di el primer beso a una chica. Tienes esa gran capacidad de sacar de nuestros sitios más recónditos nuestras añoranzas. Antes de despedirme, tú, mi dulce compañera, hueles a menta por tu frescura, a azahar por tu calidez, a mar por tu bravura y, por eso, te quiero tanto.

José Luis dijo...

Hoy, mi dulce luna, no voy a escribir sobre tus palabras tan maravillosamente escritas; sino de dos almas a las que admiro y quiero: nuestro coro y tú. No he encontrado en los 37 años que tengo, corazones tan valientes y tan entrañables como los vuestros, que lo dan todo por las personas que están a su alrededor , no importa el impuesto personal que habéis tenido que pagar, no os ha importado jamás las noches sin dormir, el duro trabajo, el jugaros todo por lo que creéeis y, todo ello, con un amor infinito por los vuestros, por nosotros, por una amistad que va más allá de cualquier sentimiento que se pueda racionalizar.
Tú dulce luna, mi dulce luna, eres como la vida, una hogaza fraterna que convoca a las fuerzas del universo para que nuestro mundo sea un lugar apacible, eres como un océano indescifrable de signos, donde tus palabras son naves robustas y fuertes que nos llevan a buen puerto, que nos sosiegan ante las adversidades. Tu actitud ante la vida es tan serena que te corona y te unge y nuestros miedos se disipan en el silencio de esta habitación.
Mi coro, tu silencio duele y quema y acuchilla. Tienes la llave que cierra y abre todo; por eso, aquí estamos, expectantes, esperando que rompas el sello que te mantiene ausente y te decimos: ¡Habla!, que el mundo escucha, que tus palabras iluminen nuestro rostro como la luz de nuestra dulce luna, que tu voz seductora y de brillo ostensible, llene de vida esta estancia,que el fuego que te inunda el corazón queme el rastrojo del sufrimiento y que la nube de humo que lo inunda, se disipe y te deje volver a la vida.
Coro y Chinita, como te dice tu amigo Brigi, sois como dos lunas que ruedan por un cielo impoluto llevándose en su carro un alijo de besos, de nuestros quereres y, en respuesta, sembráis nuestras vidas de estrellas muy especiales que albergan sueños y dichas.
Os necesitamos y os queremos, no decaigáis

Sonrisa de luna dijo...

besitos cielo y que tengas un dia requetequqtequete especial, muack, miles de abrazos
me encanta rosana¡¡

Pedro Fernández dijo...

Dulce luna, tus palabras, como siempre, vienen cargadas de sentimientos que nos transmites con esa maestría que, muy pocas personas, lo logran hacer. Nos haces viajar en el océano de nuestros recuerdos, y nos llevas a sentir a personas que hemos perdido y que están identificadas con esos olores de los que tú hablas: los días de domingo con toda mi familia haciendo paella o el perfume a limón de mi primera novia o ese olor a jabón de lagarto con el que mi abuela me lavaba la ropa. Dulce lunita, has hecho que mi corazón estalle de sensaciones olvidadas. Gracias, amiga mía.

Besos tiernos

PD:Te estoy llamando y no contestas. Cuando puedas dame un toque

** MARÍA ** dijo...

Te recuerdo amiga, dulce luna. Deseo que estés bien, aprovecho de nuevo mi visita por tu blog para saludarte y mandarte mucho cariño.

Besos tiernos y dulces.


** MARÍA **

SUPERNENA dijo...

ESTA HA SIDO LA NOCHE M�S M�GICA DE TODAS.EL SOL, LA LUNA Y EL AMANECER. DE NUEVO JUNTOS, Y CON SU LUZ BRILLANDO.

DIOS SIGUE ESTANDO A NUESTRO LADO.

GRACIAS A TODOS LOS BUENOS HOMBRES QUE HABEIS ESTADO A NUESTRO LADO.

A. de Palacios dijo...

Dulce luna, tiempo ausente de tu casa, tiempo desperdiciado.Por fin, vuelvo a reposar en ella porque tu morada es un lagar donde los buenos sentimientos, como la buena uva, ofrendan a la vida su jugo y alimentan el espíritu de las mujeres y hombres importantes en tu vida. Hoy, de nuevo, en tu compañía, me hago tu cómplice y, con tu permiso, me quedo esperando la vuelta a nosotros de ese amigo entrañable y único al que tanto añoramos y al que tanto necesitamos.
Cada día, te quiero más porque, cada día me demuestras tu inmensa humanidad.

Te quiero,amiga mía

spadelosviernes dijo...

Olores y recuerdos. Antiguos como la mies recién cortada por la hoz o las uvas trituradas. La Mancha y vos sois así señora.
Mucho bien para tí.
Besos

Jesús dijo...

Ayer estuve viendo el reportaje de Al Gore sobre el cambio climático. Estuvo bien en general, pero yo me quedo con este viejo proverbio africano que de una forma sencilla queda escrito al final :
CUANDO RECES MUEVE A LA VEZ LOS PIES.
Eso es lo que tú haces siempre dulce luna: mueves los pies constantemente cuando rezas seguro, y cuando no rezas también.
Lo completaré con este otro más castellano pero igualmente valioso:
A DIOS ROGANDO Y CON EL MAZO DANDO.
TQM

Jesús dijo...

Ah y mis respetos y mi alegría desbordada por la presencia de nuevo de mi amigo Colmemero que yo se que me escucha en la distancia.
Venga, mamón verás esa crema de puerros que rica rica!!

El zorro dijo...

Dulce luna, tus escritos transmiten una sensibilidad adolescente y, en tu poder de comunicación basado en tu creatividad, nos impregnas de sentimentales sensaciones olfativas. Tu ternura,leve como el agua y la harina, nos acuna. Tus palabras son temporales qe arremolinan aromas de otros lares y, en la noche, se amarran al cielo que tanto quieres.
Besos

Bego, Julián y Adrián dijo...

Dulce lunita, hace mucho que no te escribimos, pero hoy estmaos aquí los tres trabajando y nos hemos acordado que no te habíamos leído hace mucho tiempo. Yo, o sea Bego, me he emocionado con tu texto porque, la verdad, es que me hece recordar tiempo mue felices. No me quiero poner muy sentimental poreque ya sabes cómo se ríen estos. Besos

Luni, es verdad que los aromas de nuestras tierras se llevan dentro y te entiendo. Yo, como paisano tuyo que soy, me acuerdo de los atardeceres oliendo a mies trillada encimo del borriquillo de mi abuelo. Gracias amiga por hacerme recordar tiempo fabulosos. Besos.

Como siempre el último.Poco me queda por decir, sino que tienes una capacidad innata para sacar sentimientos que nos olvidamos que los tenemos
Besos

Luna dijo...

Mi querida amiga... se pueden olvidar muchas cosas... cosas que eran importante y que con el paso del tiempo se han ido esfumando hasta no acordarnos exactamente como eran... pero los olores... esos son imposibles de olvidar... olores que... ahora... al leerte... se me han ido apareciendo uno a uno... por eso mi querida amiga te doy las gracias... por hacerme recordar esos olores... esos dias felices de mi niñez...

Un saludo un muy fuerte abrazo y muchísimos besos...

MANDALAS POEMAS dijo...

Hola, siempre es un placer mirar a través de tu blog. Es todo un oasis.

Un abrazo,


www.mandalaspoemas.blogspot.com


Víctor

el album dijo...

Hola Dulce Luna:
Al hablar de olores, no se porqué, pero mis preferidos son los que tienen que ver con la alimentación...el cocido de mi madre, las gachas que hacia- y hace, pero tengo que peirselo, jaja!- y unos colines de una panaderia cercanos al colegio de la salle, donde estudié...
En cuanto a los demas, el de la tierra mojada.
Ojala se le pudieran poner olores a los blogs.
Un besote, feliz semana. Que todo vaya bien con tu nuevo proyecto.Muá!

Cajita de música dijo...

Dulce luna, hoy no has venido a trabajar porque estás malita. Te echo de menos. besitos

Daniehlla dijo...

Dulce Luna...leyendo tus hermosas palabras, vienen a mi mente muchos recuerdos matizados con dulces aromas. Como me gustaría volver por un instante y sentir el amor de la casa de mis padres y la seguridad que sentía en mi niñez.
Besos.