11 de febrero de 2007

¿qué he hecho yo para merecer esto?



Mi dulce luna, ¡menos mal que estás ahí para oir mis cuitas!. ¡Qué hermosa estás a pesar de estar en tu fase tímida!. ¿Sabes? por aquí ando caminando en la cuerda floja o...., por lo menos, es la sensación que tengo. Es.... como....cuando...sientes en tu piel que van a pasar cosas y....que... no van a ser, precisamente, geniales; sino, todo lo contrario y.... vives con un nudo en el estómago que es constante y...te sientes que en cualquier momento te vas a pegar el batacazo. Mal rollo. y....además da igual que te digan lo que te digan (gracias Col por el comentario que me habéis dejado en el post anterior).Es curioso, pero anoche contemplándote a ti y, a tus amigas inseparables, que son las estrellas, desde este rincón, me dio por pensar en esa frase que fue tan famosa hace años: ¿Qué he hecho yo para merecer esto? Y quizá, hacer lo que se dice hacer, mi dulce luna, no he hecho nada y es por eso que ando con esta desazón,... inquietud, ....¡vamos....! ¡en un "sinvivir"!. No sé para....cortar con este mal rollo, he pronunciado una de las frase preferidas de una amiga mía....¡me planto!...o, como diría ella,...¡plántate en tu sitio!....., pero luego ....he pensado....¿más? seguía barruntando yo. Porque por más que me abono, ni hecho raíces, ni florezco, ...estoy en el tiesto para trasplantarme. ¿Será por eso que siempre que cuelgo el teléfono después de una conversación pienso que los demás ven los problemas desde la barrera?. ¿Quizá sea que no hago nada al respecto, o mejor dicho, porque lo hago todo, a pesar de las consecuencias? . ¿Será por eso que estoy pensando en plantarme, esconder la cabeza en el agujero, imitando al resto, y que las cosas,... la sociedad siga sin mí?. Es tal el empacho de despropósitos, que estoy loca por salir corriendo para no volver. Aunque lo peor,aun está por venir y, si no, a las pruebas me remito. La verdad es que no tengo ya estómago para seguir oyendo lisonjas como...tú vales mucho (como decía Carmen Maura), tú aguantas todo y nunca pierdes la sonrisa.¿Acaso debo de llorar mis miserias a diestro y siniestro? ¿Debo proyectar hacerme el Hara-Kiri a ritmo de balada...."pa" que dure más el dolor? ¿O tal vez debo de ponerme en plan sollozante en el Diario de Patricia? Como una no está por la labor, seguirá con la sonrisa seguida de la mordacidad y socorranería que la vida me permita...¡ eso sí!,....con el apoyo de mi amor. ¿Qué no te crees, mi dulce luna que el amor en cóctel hace milagros? Pues, si tienes la suerte de tenerlo...verás que es lo único importante en la vida, que por él se deja todo y los protocolos se mandan a la m...Eso sí, si lo llego a saber, digo antes....¡"hastaquíhemosllegao"!

3 comentarios:

bruno dijo...

Me acabo de enterar de que has decidido tomar nuevos rumbos. Piensa en ti y en tu amor. No lo olvides nunca, eres muy importante para mí y siempre voy a estar a tu lado.Como tú dices, eres un gingko biloba. No sé que decir más. Llámame

Anónimo dijo...

Soy Copito de Nieve, aunque estoy escribiendo yo, sabes que todos te respetamos, te admiramos, escribes como los ángeles y estamos muy orgullosos de ti. Como diría nuestro amigo Ratón:¡eres cojonuda!. Yo, como soy la maricona del grupo te digo que tienes una personalidad multicisciplinar; es decir, eres:asombrosa,sensacional, sobresaliente, singular, impresionante, inusual, sorprendente, chocante, excepcional, inhabitual, insólito y ante todo tienes un corazón como grandioso

A. de palacios dijo...

Estimada amiga: veo en tus hermosas palabras, mucha inquietud. ¿Me equivoco?. Me gustaría decirte, por experiencia propia, que las acciones que vayas a tomar no sean drásticas, ni enormes. Es decir, las cosas pequeñas se pueden usar de la forma más apropiada; se pueden guiar por los caminos que tú decidas; se pueden utilizar como tú quieras, precisamente, por eso, por su nimiedad, por su pequeñez.
Me encanta como escribes, como te expresas, como das y recibes, como sufres y como te alegras y disfrutas. Gracias, de todo corazón por "compartirte"